Investigaciones
Elite chilena, entre el aprendizaje y el autismo
Facultad de Ciencias Sociales, Departamento de Sociología

Ante el aumento de demandas sociales las elites económicas tienen varias maneras de reaccionar. Alejandro Pelifini, sociólogo de la Universidad Alberto Hurtado, cree que la elite chilena se debatirá entre incorporarlas o quitarles legitimidad.

Julio, 2014

En los últimos quince años la sociedad chilena ha ido cambiando a través de una ampliación de los sectores medios y de una consolidación de la democracia. La sociedad emergente tiene más poder y exige nuevas demandas, cambiando el panorama al cual estaban acostumbradas las elites económicas.

Alejandro Pelfini comenzó una investigación para estudiar la capacidad de adaptación y reconversión de las elites empresariales chilenas desde el año 2000 en adelante. En un escenario de reacciones posibles –adaptación, aprendizaje, reconversión y autismo-, Pelfini, en primera instancia, es optimista. “Nuestra hipótesis es que son capaces de aprender, es decir, de incorporar la nueva información no sólo para procesarla mejor, sino para transformar, y de cierto modo cuestionar, algunos presupuestos e intereses que traían originalmente”, explicó.

Esto porque las demandas ciudadanas actuales no son impugnaciones de fondo al modelo socioeconómico, explica, sino más bien a sus excesos y abusos. Es decir, es una demanda moral. Y como la elite empresarial chilena en general tiene un componente religioso y conservador muy importante, Pelfini cree que puede haber un cambio. “Al ser sujetos de una cierta superioridad moral, cabría esperar que sean sensibles a un reclamo que se expresa moralmente. Uno esperaría que, si el cuestionamiento es por el abuso, las elites sean capaces de procesar estas demandas en términos de una auto observación”, dijo Pelfini.

Sin embargo, el investigador también le da cabida a otra posibilidad menos prometedora: el autismo. “El autismo es una reacción en que se sigue pensando moralmente pero donde se cuestiona la legitimidad del interlocutor. Dice ‘quiénes son éstos, además de todo lo que les dimos en éstos años, encima son desagradecidos y nos están cuestionando’. Entonces cuestionan la legitimidad moral de la misma demanda”, explicó Pelfini.

En este último caso, la investigación -que comenzó en abril y durará tres años- tendrá que incorporar la pregunta de si las elites están realmente preparadas para la democracia “porque si no entienden que ciertas demandas ciudadanas son legítimas, hasta qué punto están preparadas para el juego democrático”.

La investigación explorará además cómo las élites se distinguen del resto, cuál es su grado de tolerancia a las demandas y cómo se articulan trasnacionalmente.

Contacto

Alejandro Pelfini
apelfini@uahurtado.cl
+56 2 28897419